Skip to content

Pinceladas de TuPeli (entrevista)

mayo 27, 2012

El otro día leí un artículo muy interesante de Javier Giner en el que dice que coleccionamos comienzos. No sólo me llamó la atención su impecable estilo, sino también mi absoluta comunión con todo lo que decía. Efectivamente hoy en día se premian los comienzos, quizá en exceso. Se habla de emprender como si esto fuera un valor en sí mismo. Desde luego es el primer paso para materializar un proyecto y no se le debe negar la importancia que merece, pero después de empezar viene lo más difícil: continuar y en algunos casos, terminar. Siento que el término “emprendedor” arrastra una aureola de elogios inmerecidos y es por este motivo por el que he declinado generosas invitaciones de grandes medios de comunicación para hablar de TuPeli. No quiero vanagloriarme del proyecto en el que llevo casi un año trabajando con mi equipo, cuando este ni siquiera ha salido todavía al mercado.

Sin embargo, hace unas semanas, Pablo Ibáñez, el último redactor en incorporarse al equipo de la Revista de TuPeli me pidió hacerme una entrevista para un trabajo universitario, que no tendría apenas difusión. Me ha parecido buena idea pegar aquí la entrevista para que familia, amigos, conocidos y seguidores de este blog se hagan una idea de cómo nace TuPeli y cuáles son nuestras aspiraciones.

1.- ¿Qué edad tienes?, ¿cuándo y cómo surge la idea de TuPeli?, ¿cómo se fragua, cuál es el proceso de materialización de este proyecto?

Tengo 24 años. Hace casi dos años abrí un blog para recomendar películas mediante artículos más sugestivos que descriptivos. Pronto algunos compañeros de la facultad unieron sus firmas a este blog y pensé que cuantos más redactores hubiera mayor difusión tendría el blog. Así que empecé a buscar gente también fuera de la facultad que escribiera bien y que amaran el cine. La idea inicial de artículos sólo sugestivos y de recomendaciones se perdió y hoy me alegro porque eso hace que haya muchos estilos debajo de la firma TuPeli en la que cada redactor es el último responsable de los artículos que escribe. TuPeli no recomienda o deja de recomendar películas, no hay una línea editorial por decirlo de algún modo.

Pero el gran proyecto de TuPeli se empezó a fraguar hace casi un año. Entonces sentía que el blog no podría dar mucho más de sí y empecé a soñar con una red social de cine que no encontraba por ninguna parte. Yo utilizaba Filmaffinity pero ninguno de mis amigos pertencía a esta comunidad, pues no escriben sobre cine, pero sin embargo sí les gusta ver pelis. Incluso van a las salas unas 2 veces al mes. TuPeli parte de la idea de que a todo el mundo le gusta el cine, pues hay películas para todos los gustos. Un usuario de TuPeli a parte de poder puntuar las pelis y escribir sus opiniones, podrá comentar las puntuaciones de sus amigos, hablar con ellos a tiempo real si están conectados, geolocalizarse en los cines, ver entrevistas de sus actores o directores preferidos, seguir su actividad a través de TuPeli, ver qué proyectos tienen entre manos, etc. Además pondremos a disposición de los usuarios una herramienta para poder formar y gestionar equipos para emprender proyectos audiovisuales de bajo presupuesto, incluso buscar financiación, etc.

El primer paso para poner en marcha todo esto, fue buscar un equipo con el que asociarme para fundar TuPeli. Siempre reconocí mis limitaciones y sabía que yo solo no podría con esto. Necesitaba encontrar a las personas necesarias para desarrollar este proyecto (gratis). Hoy me alegro de no haber tenido dinero para contratar a una empresa para que desarrollara la base tecnológica del producto, porque hubiera tirado el dinero a la basura. Antes de buscar a los informáticos, necesitaba a un chalao como yo que fuera capaz de ver lo que yo veía sin echarse las manos a la cabeza, que en vez de lamentarse de los problemas, pensara en posibles soluciones. Él es Juan Luis (23 años), estudia químicas y es mi compañero de fatigas y triunfos. Aunque yo sea el (casi) licenciado en periodismo, paradójicamente es Juan Luis el que se encarga más de la relación con los medios. Tiene muy buenas dotes sociales y es muy carismático. Yo estoy en el departamento comercial y estoy constantemente dándole vueltas al coco para pensar la imagen que queremos transmitir y qué ruta seguir. Aunque los dos nos apoyamos mutuamente y estamos en constante comunicación. El siguiente socio fundador que se unió al equipo fue Pablo (24 años). Ha terminado la carrera de matemáticas y programa por puro hobby desde los 11 años. Es un auténtico genio, nuestro Steve Jobs. Se encarga del Back-End de la red social. El cuarto en entrar fue Miguel (23 años), amigo de Pablo. Es el más joven de los cinco. Entonces trabajaba en Tuenti. Ahora compagina su trabajo en TuPeli con Idealista. Se encarga del Front-End y trabaja muy bien y rápido. Empezó a programar con 9 años. Y el último en entrar, y no por ello menos importante es David, también amigo de Pablo. Es nuestro diseñador gráfico. No tiene nada que envidiarle a los diseñadores de las grandes redes sociales. Estudió en ESDIP, una escuela superior de dibujo profesional.

Hoy me alegro de no haber tenido dinero entonces para contratar una empresa que desarrollara la herramienta en un par de meses, porque seguramente hubiera desperdiciado ese dinero.

El proceso de materialización del proyecto es ir paso a paso sin intentar saltarse ningún escalón y ser muy auto críticos. Es importante ser consciente de que siempre se puede hacer mejor, pero desde una perspectiva optimista y proactiva.

2.- ¿Cuál es tu relación con el cine?, ¿por qué cine y no cualquier otro arte?, ¿has estado involucrado en el algún proyecto anterior que tenga que ver con el cine o con cualquier otra cosa?

Cuando empecé con esto mi relación con el cine era la de un mero espectador al que le gustaba comentar las pelis que veía, creo que algún día formaré parte de esta industria, si es que en España se le puede llamar así… Elegí el cine probablemente porque es el arte que más me entusiasma y en el que además tienen cabida el resto de artes. Me fascina el trabajo y la coordinación que se esconde detrás de cada rodaje. Muchas personas desarrollando trabajos muy diferentes para crear una sola obra. Nada es casual en el cine y eso me encanta.

TuPeli es mi primer gran proyecto, aunque con 21 años organicé algunas fiestas con magos, katering, bailarines, músicos, etc. Pero era muy cansado y no me gustaba. Va a sonar fatal, pero pensé que me gustaría más que me las organizaran a mí, jajaja. Así que lo dejé.

3.- ¿Cómo se articula la familia de TuPeli?, ¿cómo se coordina a tantos colaboradores y se consigue involucrarlos en el proyecto?, ¿cuanta gente dirige este proyecto, y como?

Por lo que veo me preguntas por la Revista de TuPeli, que es donde escriben todos esos redactores. Digamos que yo soy el que normalmente busca nuevos redactores, reporteras o colaboradores, pero si alguno de los fundadores se opone a una nueva incorporación le hacemos caso. Juan Luis es el que gestiona los pases de prensa y es el que más contacto mantiene con los redactores. Yo estoy más en contacto con la productora con la que trabajamos (309 Audiovisual) y con las reporteras.

Involucrarlos en el proyecto es fácil. Los redactores son personas a las que les gusta el cine y les gusta compartir sus opiniones acerca de las películas que ven o sobre el cine en general. Además con TuPeli tienen la oportunidad de asistir a los pases de prensa y ver algunas películas gratis antes de su estreno. Y para las reporteras es una gran oportunidad ponerse delante de una cámara para nuestra revista y hablar con actores o directores de cine. La gente quiere trabajar y demostrar su talento, e internet es el mejor vehículo para dejar huella en el mundo. El curriculum es un sistema tradicional para intentar persuadir a las empresas de que eres un buen profesional y por lo tanto deberían llamarte para comprobarlo. Internet permite que las empresas comprueben directamente si eres un profesional apto o no para trabajar en su plantilla. Digamos que la revista de TuPeli puede funcionar mejor que un buen curriculum si se le saca chispas.

4.- ¿Cuál es el concepto de empresa: es una red social, una revista?, ¿existe algún referente en papel o digital en el que os hayáis inspirado?

Es una red social. Tanto es así que nos hemos inspirado bastante en Twitter, Facebook y Tuenti; sin intención de querer ser lo mismo.

5.- Habéis conseguido que muchas caras conocidas promocionen vuestro logo. ¿Hasta dónde llega el nivel de ambición de TuPeli?. ¿Cómo se vende, como se da a conocer?

TuPeli se vende como un producto joven lleno de ilusión que cada vez trabaja con mayor profesionalidad y organización. La ambición de TuPeli es convertirse en la red social de cine por excelencia en España. Ofrecer cine online (legal) a sus usuarios, entretener, ayudar a encontrar trabajos en el mundo audiovisual, ofrecer soluciones publicitarias a empresas, trascender la frontera española, etc. Queremos que la gente se enamore de nuestra marca y les vamos a dar motivos para hacerlo.

6.- La mayoría de la gente involucrada en este proyecto no sólo se conoce sino que aún estudia en la universidad. ¿Cómo ayuda la formación universitaria al surgimiento de este proyecto, desde el plano académico o desde el de las relaciones sociales que se hacen en el campus?. ¿Cómo compaginas sacar adelante TuPeli con la universidad?

Más que la formación universitaria (que también) lo que ha contribuido al nacimiento de este proyecto es la casualidad geográfica de encontrarme en la facultad a personas que me han inspirado, como el profesor Angel Rubio con su revista “La Huella Digital”. Además en periodismo es fácil encontrar personas que quieran dar a conocer su firma en el sector de la crítica cinematográfica, pero en la revista de TuPeli escriben alumnos de diversas las carreras. Intentaremos seguir incorporando nuevos redactores que puedan utilizar nuestra revista como una buena carta de presentación, pero nuestra intención es que la Revista siga creciendo con nosotros. No debe verse como un trabajo, sino como un hobbie, una oportunidad para dar rienda suelta a la imaginación para escribir pensando en cine y lo que significa.

La verdad es que compatibilizo TuPeli con la carrera con bastante dificultad, salvo por algún profesor que sí me da algunas facilidades. Pero en todo caso espero terminar este año la carrera.

7.- TuPeli se encuentra en este momento funcionando desde su vertiente de revista. ¿Cómo tenéis pensado dar el salto a la red social?. ¿En qué fase se encuentra ahora mismo la web, cuál es su tamaño?, ¿qué tamaño tiene TuPeli en comparación con otras páginas de cine españolas como Filmaffinity o similares? (número de visitas…)

Cuando la red social esté lista la lanzaremos. La revista no va a desaparecer. Sería injusto para todos aquellos que la han alimentado durante todo este tiempo. Cuando ampliemos nuestro equipo informático la revista mejorará también tecnológicamente, y mientras tanto seguiremos alimentándola.

La revista tiene de media unas 600 visitas al día y más de 2.000 personas han reservado su cuenta ya en la red social sin apenas haberla promocionado. Cada cosa a su tiempo: si lo hacemos bien, estos números seguirán subiendo.

En junio empezaremos a probar la web los 5 fundadores y círculos muy cercanos. A lo largo del verano se irá abriendo a las personas que reservaron su cuenta y en octubre la presentaremos en una gran gala, con un aforo de 1.000 personas. De esto último no puedo dar más detalles. Y reconozco que me da miedo hablar de fechas porque están malditas y cumplir los tiempos es quizá lo más difícil en el mundo empresarial en internet. En TuPeli avanzamos a una velocidad vertiginosa, pero siempre nos marcamos tiempos muy ambiciosos, quizá por la gran cantidad de inputs que recibimos por internet que te generan la sensación de que todo el mundo se mueve, menos tú. El otro día hablaba con un amigo y lo comentábamos: una licenciatura dura 5 años y si el sistema educativo fuera más pragmático, duraría 1 o 2 y la edad de acceso a la universidad podría ser antes de los 18 años. En nuestra generación tenemos un desconcierto brutal: vemos que todo avanza a una velocidad de vértigo y sin embargo la gente termina sus carreras con 23, 24 o 25 años, luego estudian un master, hacen cursos… y con 30 años siguen en casa de sus padres. En un año trabajando en TuPeli se podría decir que he avanzado una barbaridad si lo comparo con los 5 años que he estado en la facultad estudiando (a veces) cosas que de poco me servirán.  Aun así siempre diré que me alegro de haber pasado por esta carrera. He conocido gente maravillosa y estos años me han propiciado el escenario mental que necesitaba para empezar con TuPeli. Sin embargo, aunque avanzamos a buen ritmo para ser 5 personas que trabajan día y noche en esto, es normal que siempre queramos ir más deprisa, así que cuando nos preguntan eso de: “¿Cómo va TuPeli?”, nuestra respuesta suele ser “Despacito y con buena letra”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: