Skip to content

El todoterreno gana

enero 25, 2012

Todo el mundo repite desde hace años que el periodismo está en crisis, y efectivamente el periodismo tradicional cada vez va a peor. Pero considero que los que quieren ejercer esta profesión no deben perder los ánimos, pues es quizá una de las más arraigadas a la naturaleza de las sociedades y de los propios individuos, por lo que su desaparición es poco probable. Desde el nacimiento de la Imprenta, el periodismo apenas ha evolucionado. Podríamos decir que en todo caso lo ha hecho el lenguaje y con él los libros de estilo, pero por lo demás el periodismo apenas ha experimentado cambios. Hasta ahora. Con Internet asistimos a la mayor revolución en la historia de la difusión de información desde el invento de Gutenberg. No vivimos una época de cambios, sino un cambio de época. Lo que valía, ya no vale. Si el mundo se mueve y tú no lo haces, te quedas atrás.

Desde que entré en la carrera de Periodismo, muchos profesores que en algún momento han trabajado en medios de comunicación, nos han recomendado insistentemente que apostemos por la especialización. Este consejo lo resume el conocido refrán de: “Quien mucho abarca, poco aprieta”. Considero que con esta mentalidad es difícil sobrevivir en estos tiempos. La rápida expansión de Internet ha provocado que muchos modelos de negocio tengan que cambiar sus normas del juego y como consecuencia, las profesiones enmarcadas en estos modelos también requieren un cambio. Por ejemplo, un periodista que tenga conocimientos de política internacional y que además pueda grabar y editar su propio reportaje tendrá más valor para un medio que aquel que sólo está dispuesto a escribir crónicas de política internacional.

Internet en particular, y el avance tecnológico en general han provocado que sectores que antes eran muy herméticos se democraticen. Hoy cualquiera puede abrir un blog o una página web que hable bien de él, cualquiera puede lanzar un mensaje a miles o millones de personas, cualquiera puede hacer fotografías de buena calidad, editar un vídeo y difundirlo, etc. Todo esto son ventajas y oportunidades para aquellos que las sepan aprovechar. No obstante es lógico que esta democratización de algunas profesiones no guste a todo el mundo, pues amenaza a aquellos que se han acomodado demasiado.

Si tuviera que elegir una palabra para definir los tiempos en los que vivimos diría “cambio”. El que no cambia, seguirá haciendo lo mismo que hace hoy, y eso mañana ya no vale. El sistema heredado de la Revolución Industrial en el que las personas tenían un solo puesto de trabajo a lo largo de todas sus vidas ha terminado. Debemos prepararnos para ser “todo-terrenos” porque como dice un gran amigo mío: quien mucho abarca, mucho aprieta.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: